CorrosiónEl fenómeno de la corrosión puede afectar seriamente el rendimiento de los equipos de bombeo. Cómo detectarlo y cómo prevenirlo.

La corrosión es el fenómeno por el cual el metal con el que está fabricada la bomba sufre de un ataque electroquímico por parte de su entorno. Su nivel de penetración se relaciona directamente con la salinidad del líquido y su temperatura. ¿Por qué sucede este fenómeno? Existen diferentes alteraciones químicas en los metales que se dan por el contacto con el aire o con los líquidos.

El grado de corrosión está también íntimamente ligado al PH del líquido involucrado en el proceso.

En el caso de muchos equipos de bombeo, la solución es colocar un “ánodo de sacrificio” que consiste en un metal distinto del involucrado en la construcción del equipo de bombeo, siendo el más habitual una tira de zinc, que desvía la corrosión hacia sí misma.

En todos los casos, Rotor Pump recomienda la revisión periódica de las bombas por parte de personal autorizado y capacitado para este tipo de tareas. El mantenimiento regular y la detección a tiempo de cualquier tipo de anomalía prevendrán de altos costos y pérdidas para la empresa.

Foto: Wikimedia cc2.5 Rafal Konkolewski
Fuente: Industrias RotorPump

Qué es la corrosión (y cómo afecta a los equipos)
Etiquetado en: